Abandonar un gato, una gran maldad

        De acuerdo con una nota publicada recientemente por el sitio Planeta Conciente,  el abandono es una de las más dolorosas formas de maltrato que un gatito puede sufrir. “Los gatos son animales muy inteligentes que, además, reflexionan mucho sobre todo, tanto de lo que les pasa como de lo que les rodea. En los casos en los que se rescata al gato, los efectos pueden llegar a ser devastadores”, sostiene la publicación, y agrega: “Cada día a su suerte, aumentarán espectacularmente los efectos secundarios de toda clase, tanto físicos como psicológicos”.
        Evidentemente, lo que para muchos es “sólo un gato” es un ser sensible y dulce que necesita mucho amor y fundamentalmente, protección. “La bajada brutal de defensas que experimentan por depresión, los convierte en animales muy débiles y frágiles. Son altamente delicados, se rompen muy fácilmente si no han vivido nunca a la calle” agrega la información. “Cualquier virus o enfermedad que pase por allí encontrará un huésped con todas las entradas abiertas de par en par”, dice Planeta Conciente.
        Y será difícil recuperar esta relación, ya que el animalito ha perdido toda esperanza, que ha sido borrada de un plumazo. Además, influye mucho la enorme cantidad de mitos que rodean al pobrecito felino, y que sostienen injustamente la “maldad” del gato, la posibilidad de que “arañe y se infecte la herida”, de que “seguro muerde y contagia alguna enfermedad”, de que “los gatos traen mala suerte y mejor tenerlos lejos” y muchas más mentiras. Pensemos que durante la espantosa epidemia de peste negra no se sabía que eran las pulgas de las ratas las que la contagiaban y se creyó, por falta de conocimientos, que eran los perros y los gatos la que la contagiaban. Por este motivo, en las lejanas épocas medievales se exterminó a todos ellos, ocasionando la multiplicación exponencial de las ratas que provocaban el horrendo mal, del cual Europa todavía tiembla al oír la simple mención de la palabra “peste”. Es evidente que los mitos y las mentiras no ayudan al conocimiento de la verdad, y no son más que fruto de la ignorancia y la repetición de mitos medievales sin ninguna base real.
        Se los mata por placer, por diversión, por maldad. Y mucha razón tienen en desconfiar de los humanos que deberían protegerlos, ya que es la defensa natural que la vida le proporciona al ser humano contra la ratas que sí transmiten todo tipo de enfermedades mortales. Y muchas veces, en vez de esterilizarlos para disfrutarlos, se los abandona o se los asesina, que en el caso del gato es un tormento similar.
        “Por un lado, muchos han perdido toda la confianza en las seres humanos. Quienes quieran recuperar a este gato, deberán estar dispuestos a hacer un trabajo largo y delicado, con muy pocas recompensas ni alegrías durante meses. Días y días escondido bajo la lavadora, el sofá, la cama, cualquier lugar donde nadie le pueda hacer daño. Ni comerá, ni beberá ni visitará la arena. Su cerebro está saturado, bloqueado, roto de arriba abajo” nos asegura la información. “Fácilmente tendrá tendencias agresivas si buscamos el contacto físico, mientras su leyenda de gato malo y traidor crecerá día a día sin remedio. También se puede comportar así con cualquier miembro de la familia, adulto, niño o perro, aunque lo haya conocido antes y aunque nadie le muestre hostilidad” continúa, y conste que el problema lo genera el ser humano y no el gato, y es el ser humano el que debe brindarle amor y cuidados, y hacerlos castrar, ya que se reproducen muchísimo y es necesario esterilizar tanto a machos como  a hembras.
        “Tampoco sirve de nada abandonarlo a las puertas de una protectora o de un refugio, el caso es el mismo. Él no se sentirá liberado por el hecho de tener inmediatamente un “techo”. El que él valora es el que tenía” dice la nota. Y aún dice más: “Ni sabe ni se plantea que aquel centro es un paso previo para una nueva vida. El efecto es el mismo: he sido abandonado”. El sentimiento es desvastador, y sólo el Amor puede reparar el daño.
        Y es el Amor que nos devuelve cuando hacemos algo por él, que lo merece todo, porque nos da su compañía, su cariño y su sabiduría de gato. Sabiduría del animalito que sabe vivir, y vive para amar.
Fuente:
http://eljardinetdelsgats.wordpress.com/2009/02/17/el-impacto-del-abandono-en-el-gato/
Imagen de los Gatitos Azules - Del sitio de Sam Carlo
https://www.facebook.com/sam.carlo1?fref=ts.
Foto del gatito negro pequeño - Del sitio de Planeta Conciente.
https://www.facebook.com/lorenaponce2012?ref=ts&fref=ts

¡Compártelo!

2 comentarios:

  1. es triste abandonar no solo a los gatitos sino a cualquier animal indefenso porque sufre los efectos desvastadores de las inclemencias del tiempo como así tambien de enfermedades y expuestos a la maldad de algunos seres humanos, además lo triste es ver como algunas personas tienen resentimientos hacia los gatos y por ende por falta de información creen que tienen enfermedades o incluso hay familias que cuando la mujer queda embarazada los dejan en la calle porque tienen mala información y creen que van a sufrir de toxoplasmosis. TERRIBLE, VER UN GATITO O CUALQUIER ANIMAL ABANDONADO ROMPE EL CORAZON, y lo peor que una familia se desprenda de un animalito es un ejemplo espantoso para sus hijos, lo cual el día de mañana no es extraño que sus padres tambièn llegada la vejez sean abandonados ellos por acarrear el mal ejemplo que tuvieron desde chicos, porque total ellos saben que lo que molesta o complica se debe abandonar, mensaje de ese padre cuando sus hijos eran chicos, LUCHEMOS CONTRA EL ABANDONO ANIMAL!!! GRACIAS, y hermoso artículo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu hermoso comentario!!! Gracias por participar, es una gran verdad tu palabra! Adriana.

      Eliminar